UN MALENTENDIDO.

Nuestro municipio no avanza, se mantiene estancado con los años y, si acaso se mueve, retrocede. Es evidente que los gestores públicos son las principales responsables, pero en Ingenio el nivel de exigencia está muy por debajo del 5. Los votantes (el 50% del electorado) dan un aprobado general cada 4 años, o como la LOGSE, permiten que se pase de curso con asignaturas pendientes.

 

Así las cosas, en las últimas semanas han cerrado dos pequeños negocios familiares de restauración que aportaban cada uno en su especialidad, una nota de calidad a nuestro municipio, la Terraza de la Piscina y “El Anhelo” de la calle Tomás Arroyo Cardoso en el Burrero.

 

Estos días, sin embargo, de lo que se ha hablado es del malestar de la Comunidad Gitana del municipio por la utilización partidista que de la misma presuntamente ha realizado la edil de Servicios Sociales (PSOE).

 

La comunicación ha sido una apuesta decidida de esta Alcaldesa, contratando un profesional periodista como personal de confianza, pero en vez de optimizar dicho recurso, destinándolo por ejemplo a abrir canales que transmitan a la ciudadanía de manera clara y sencilla el conocimiento indispensable que la haga partícipe de aquellos asuntos que son principales y de interés general, han dado prioridad a su propio enaltecimiento público y al de su “gestión”, que, dada la pobreza de la materia prima, pone en serios aprietos al periodista, limitando la lucidez de su trabajo, derrochando así este recurso.

 

Esta no es cuestión baladí, porque el desconocimiento mayoritario de los vecinos no ayuda, genera desconfianza y crispación innecesarias, debates estériles y una ralentización de los asuntos públicos que no nos podemos permitir; generan atraso en definitiva. Un ejemplo de ello es el Plan de Movilidad de Ingenio (PMUS), realizado por una empresa especializada, tutelado por el técnico municipal que más sabe sobre la materia -y no por el Concejal de turno, que se limita a cortar la cinta- y que a la postre es concebido por los pocos que se han acercado al mismo, desde el desconocimiento de la materia, como algo negativo para el municipio.

 

Pero volviendo a la noticia de esta semana, la persona que ha realizado la denuncia pública, cabe decir que ha retratado a nuestra sempiterna Concejala de Servicios Sociales como Da Vinci a la Gioconda, captando la esencia del personaje. A través de un certero dardo, le afea haber capitalizado política y mediáticamente un estudio-diagnóstico pagado por el Cabildo (2018), que ha sido incluso distinguido en Europa, pero que no ha tenido ninguna proyección ni trascendencia práctica -como el 99,9 % de este tipo de acciones, de las que Ingenio es primera potencia mundial- y de cuyos reconocimientos ha sido ajena la propia Comunidad Gitana, que se ha sentido utilizada en lo que, según la Sra. Concejala, solo ha sido un malentendido.

 

#OrgullososDeNuestraGente

#yosoydeingenio

#ilusión

#elpactodelasfotos