CRÓNICA DE UN MAL COMIENZO.

Este grupo de gobierno de Ingenio, bautizado por sus promotores como “pacto de progreso” sigue sin dar la necesaria estabilidad política e institucional a sus ciudadanos para que pueda haber progreso en nuestro pueblo.
Se hablaba el pasado 15 de junio de “hacer historia”, y en cierta manera así ha sido, pues en tiempo record, con las precipitadas y erradas decisiones del grupo de gobierno, doña Ana Hernández ha pasado de ser “la primera alcaldesa de Ingenio”, a “la primera alcaldesa de Ingenio en provocar en menos tiempo una movilización de repulsa” hacia la política y sus principales actores, sin parangón en este pueblo; como la que ayer, 29 de julio, tuvo lugar frente a las Casas Consistoriales y, luego, en el mismo Pleno. 


Ante la decepción y crispación generalizada de los vecinos concurrentes al acto, la Alcaldesa, lejos de apaciguar los ánimos empatizando con los mismos o desplegando un mínimo gesto de complicidad con la protesta, respondió -en uso de sus legítimas facultades orgánicas- con altanería y prepotencia, haciéndose más notoria, si cabe, la ausencia de otras habilidades.


Los vecin@s buscaban un reconocimiento, un gesto, que no llegó; antes al contrario, el gesto que obtuvieron fue de desprecio y mofa por parte de un concejal del grupo de gobierno, que propició al final del pleno un incidente motivado por la tensión vivida durante el acto, y por el que tuvo que actuar la policía local.

 

Dice el refranero popular que lo que mal empieza…
#yosoydeaquí#suerteingenio